El tráfico aéreo nacional de China cae a medida que surgen nuevos casos de COVID-19

COVID-19 13 de diciembre de 2021 Por Julian Aristiqui
El mercado interno de China se tambalea una vez más a medida que el país toma medidas drásticas contra los nuevos casos de COVID-19. Las aerolíneas han recortado la capacidad en un 10% para diciembre en los últimos días debido a brotes de la nueva variante Omicron. Si bien el mercado interno se consideró una vez como un gran éxito, la inestabilidad lo ha dejado atrás a sus competidores en los Estados Unidos y Europa.
GettyImages-1208295152-1000x643
Imagen: Getty Images

Justo cuando las compañías aereas chinas estaban en un repunte a nivel nacional durante la temporada de invierno, el virus volvio nuevamente. Según la agencia de noticias Reuters, las compañías aereas han recortado el 9,4% de los vuelos planificados para diciembre debido a las nuevas restricciones de Beijing y los brotes en Shanghai. 

Los recortes recientes afectarán los viajes durante el invierno, que generalmente hace que millones de personas crucen el país para pasar las vacaciones y encontrarse con sus familiares. Sin embargo, este tráfico de ocio se reducirá drásticamente, con una capacidad nacional del 60% en noviembre y que será aún menor este mes. Esto está muy lejos de la recuperación del 115% que vieron las aerolíneas en abril, superando la capacidad prepandémica, y las nuevas restricciones dejarán a las aerolíneas con pérdidas más profundas.

"Es muy agotador que el virus de alguna manera siempre se las arregla para regresar", lamento Elaine Shen, una residente de Shanghai que tuvo que posponer sus planes de viaje por primera vez desde el inicio de la pandemia debido a casos en Shanghai. 

El número de pasajeros se ha visto aún más afectado. El tráfico nacional cayó a solo el 40% de las cifras previas a la pandemia en noviembre a medida que China toma medidas drásticas. Dado que los viajeros ya han cancelado sus viajes, es probable que el último trimestre de este 2021 experimente pérdidas de más de mil millones de dólares, según varios analistas.

La recuperación "entrecortada" del mercado interno Chino es el resultado de la estrategia de "Cero COVID" que está impulsando la nación. Esta política significa que cuando se encuentra una infección local, las ciudades entran en aislamiento y casi todos los vuelos se cancelan para evitar que los casos se propaguen. Sin embargo, en las últimas semanas se han endurecido aún más las restricciones.

Reuters señala que desde mediados de noviembre, las aerolíneas no pueden operar vuelos a Beijing desde ninguna ciudad que haya visto infecciones locales en los últimos 14 días. Esto ha significado que se eliminen varias rutas a medida que las provincias luchan contra pequeños brotes. China espera mantener los casos fuera de Beijing en preparación para los Juegos Olímpicos de Invierno en febrero.

La única buena noticia para la industria en China ha sido el inminente regreso del Boeing 737 MAX. China fue uno de los primeros en dejar en tierra el modelo y será el último mercado importante en permitir nuevamente su operación después de adoptar un enfoque de esperar y ver. Sin embargo, a medida que el avión supere los principales obstáculos con los reguladores, se espera que las aerolíneas reanuden los vuelos en unas semanas.

Julian Aristiqui

Analista de Aviación - Editor - Investigador

Fundador y Director Ejecutivo de Flight Magazine 28.

Te puede interesar