Tres minutos entre la tragedia y el milagro: se cumplen 13 años del Milagro del Hudson

Informe Especial 15 de enero de 2022 Por Julian Aristiqui
El 15 de enero de 2009, el vuelo 1549 de US Airways despegó del aeropuerto LaGuardia con 150 pasajeros y cinco tripulantes a bordo. cuando repentinamente golpeó una bandada de gansos canadienses y ambos motores se apagaron. Pero gracias a las heroicas acciones del Capitán Chesley "Sully" Sullenberger el Airbus A320 pudo amerizar con éxito sobre la superficie del río Hudson. todos los 155 pasajeros a bordo sobrevivieron sin lesiones graves.
US_Airways_Flight_1549_(N106US)_after_crashing_into_the_Hudson_River_(crop_2)

El Vuelo 1549 de US Airways estaba programado desde La Guardia, Nueva York a Charlotte, Carolina del Norte en la tarde del 15 de enero de 2009. 

El vuelo fue operado por un Airbus A320-214 (matrícula N106US), propulsado por dos motores General Electric CFM56. Este se entregó nuevo a US Airways en agosto de 1999. A cargo del vuelo estaba el Capitán Chesley Sullenberger, mejor conocido en el ámbito como "Sully", junto con el primer oficial Jeffrey Skiles. 

Ambos pilotos tenían una gran cantidad de experiencia de vuelo. Chelsey Sullenberger es una ex piloto militar con un total de horas de vuelo de casi 20.000 al momento del incidente, incluidas 4.756 horas en el A320. Jeffrey Skiles solo tuvo 37 horas en el A320 como piloto recién transferido a este tipo de aeronave, pero más de 20,000 horas de vuelo en total.

Un Impacto Violento

El despegue fue normal. Luego durante la etapa del ascenso, la aeronave golpeó una bandada de gansos canadienses, de manera tan significativa que oscureció la vista del parabrisas de los pilotos. Esto estaba a una altura de poco menos de 3,000 pies y a una distancia de alrededor de 4.5 millas del aeropuerto. 

Casi de inmediato, ambos motores se apagaron, pero la aeronave continuó ascendiendo durante los próximos 19 segundos y luego inició un descenso de planeo mientras los pilotos respondían. El Capitán Sullenberger tomó el control de la aeronave y encendió la Unidad de Potencia Auxiliar (APU), mientras Skiles intentaba reiniciar los motores. Sullenberger hizo una llamada de emergencia 22 segundos después del ataque de las aves, informando el problema: 

Este es Cactus 1549. Hemos perdido empuje en ambos motores. Estamos volviendo hacia LaGuardia”. 

Sullenberger inicialmente solicitó regresar a La Guardia. Pero los pilotos se dieron cuenta de que esto no seria posible y solicitaron opciones de aterrizaje para el aeropuerto de Teterboro, Nueva Jersey. Fueron autorizados para una aproximación a la pista 1, pero respondieron rápidamente que tampoco podían hacerlo y que terminarían en el Rio Hudson.

800px-Chesley_Sullenberger_(49537238422)
Chesley Sullenberger, capitán del vuelo 1549

Después de pasar sobre el puente George Washington a solo 900 pies, el avión realizó un amerizaje en el Hudson a las 3:31 p. m. El vuelo solo había durado alrededor de cinco minutos en el aire. 

Los pasajeros fueron evacuados a las alas y los toboganes de emergencia. La evacuación se vio obstaculizada por la entrada de agua en el fuselaje (causada por una puerta abierta en la parte trasera de la cabina, así como por daños en el fuselaje por el aterrizaje). Por casualidad, la aeronave estaba equipada para un uso prolongado sobre el agua, lo que significa que había una provisión completa de chalecos salvavidas y los toboganes de salida podían separarse para usarse como balsas. 

El avión aterrizó en la sección North River del Hudson, aproximadamente en línea con West 50th Street en el lado de Nueva York y Weehawken en el lado de Nueva Jersey. 

Había varios barcos cerca que se dirigieron directamente para ayudar. Dos transbordadores del NY Waterway fueron los primeros en llegar e inmediatamente comenzaron a asistir a los pasajeros a bordo. Otros, incluida la Guardia Costera, lo seguían de cerca y los servicios de emergencia se reunieron en la orilla. Todos los pasajeros fueron retirados del avión y del agua a las 3:55 p. m. (24 minutos después del amerizaje). 

Tras el suceso, como es de esperar hubo, una investigación completa de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB). Este analizó todos los aspectos técnicos y de pilotaje del incidente e hizo varias recomendaciones para mejorar. En última instancia, se determinó que la causa probable fue “la ingestión de aves grandes en cada motor, lo que resultó en una pérdida casi total de empuje en ambos motores”.

800px-N106US_aviation_museumflightmagazine28
El Airbus A320 involucrado en exhibición en el museo Carolinas Aviation Museum.

El avión involucrado fue retirado del Rio Hudson el 17 de enero y trasladado a Kearney, Nueva Jersey para su investigación. Tras la conclusión de la investigación, se puso a subasta pero nunca se compró. 

Finalmente, en junio de 2011, fue donado al Museo de Aviación de las Carolinas por American International Group (AIG). Aquí, se exhibió junto con más información sobre el incidente y las grabaciones de las experiencias de los pasajeros y la tripulación.

Julian Aristiqui

Analista de Aviación - Editor - Investigador

Fundador y Director Ejecutivo de Flight Magazine 28.

Te puede interesar